Pasado y presente

Hace tiempo, allá por noviembre del año pasado, cuando iba a escribir el post número 50 de este vuestro blog, eché la vista atrás y me puse a reflexionar sobre el mismo. Repasé artículo por artículo, refocilándome en los que más me gustan, analizando su evolución (mi evolución), repasando los temas de los que hablo (recurrentes y repetitivos a veces), corrigiendo erratas (al principio muchas)…

Al hacerlo me di cuenta de que cuanto más tiempo hacía que los había escrito, más me gustaban (algunos, no todos). Me pareció que antes escribía mejor, que tenía más imaginación, era más ingenioso, más profundo, con una escritura más “tranquila”, más dulce…¿Por qué este cambio?, me pregunté. Pensé que tal vez ahora tengo menos inquietudes que antes,o que al darme cuenta de que hay gente que me lee, me he vuelto más pudoroso y por eso no escribo desde mis profundidades.

Puede que haya algo de las dos cosas, por un lado que me haya relajado en exceso pero por otro bien es cierto que sigo escribiendo pero no publicando; cada día me gusta más guardar mis sentimientos, por eso igual publico menos, por pudor.Ahora parece queme apetece más hablar de otros en vez de hablar de mi (que no hago otra cosa) y a lo mejor me decido a meter alguna historias más como la de Juan Precario; para hablar de otros, mejor hacerlo de personajes inventados y así nadie se siente ofendido (aunque igual si identificado).No lo sé, bien es cierto que los artículos que más me gustaron son los más personales, y ahí, entre la (poca) gente que me leehay división de opiniones: desde los que me dicen que son los más aburridos (Juan Ángel) hasta los me dicen que son sus preferidos.

Pero mientras reflexionaba sobre si de verdad había cambiado mi forma (y mi fondo) de escribir, me di cuenta que igual tampoco ha sido para tanto, y simplemente estaba haciendo un repaso melancólico de un pasado idealizado.

Y es que a todos nos gusta revolcarnos en la nostalgia, como ya lo refleja el dicho “cualquier tiempo pasado fue mejor”, con el que por cierto, no estoy muy de acuerdo. Simplemente creo que conforme nos hacemos viejos, nos gusta recordar cuando éramos jóvenes, y que idealizamos los buenos momentos en cuanto son pasados; además también creo que la memoria humana, tanto la individual como la colectiva, son selectivas: tienden a olvidar lo malo para recordar únicamente lo favorable. Y eso en algunas ocasiones es bueno, y a veces no. Es bueno para poder tirar “p´alante”: olvidar un grave enfermedad, una pérdida irreparable, una mala época en tú vida; pero en otrases malo porque también nos hace tropezar dos (y tres, y cuatro…) veces con la misma piedra.

No digamos ya en cuanto a la memoria colectiva: no cabría olvidar los desastres del genocidio de los Nazis contra los Judíos (y contra los de izquierdas, contra los homosexuales…) ni el holocausto nuclear de Hiroshima y Nagasaki, ni por supuesto los excesosenla Guerra Civil española, ni el posterior genocidio cometido por Franco. ¡Tantas barbaridades! Pero, como siempre, tendemos a olvidar las cosas. Puede ser por dejadez, por falta de curiosidad en conocer nuestro pasado, pero lo peor es que a veces esta desmemoria es interesada y fomentada. Aunque el olvido de estas grandes vergüenzas de la humanidad, sea por la causa que sea, siempre es, cuando menos, vergonzoso y peligroso. Vivamos el presente,pero hagámoslo mejor que en el pasado.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Maxipost y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pasado y presente

  1. ¡¡ HOLA !! dijo:

    Bueno bueno, parece que has cogido la marcha… bien!!Estoy bastante de acuerdo con este posit tuyo, y me ha hecho reflexionar, aunque la verdad hoy domingo después de la despedida de Bibi ayer…, y tengo una opinión al respecto: creo que el pasado forma parte de nuestro presente y por eso mismo lo recordamos y lo analizamos atendiend a cómo nos ha marcado. Por eso también somos capaces de recordar a amigos de de una u otra manera aunque la relación haya sido muy intensa, dependiendo de cómo nos ha marcado para nuestro presente… Bueno no se si me explico bien.1bsto

  2. Pingback: Mecomolacabeza » Tres años después

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s