Mis disculpas

Otra vez he estado mucho tiempo sin escribir en este vuestro blog, en concreto, 89 días. Casi bato el record, que lo tengo en 98. Ahora, como siempre, llega el momento de las disculpas y justificaciones: que si he estado escribiendo un libro, que si he tenido mucho trabajo, que si colaboro en nuevos proyectos… A pesar de que todo lo anterior es cierto, creo que no sirve de excusa. Puede que sea ésta la época en la que más he escrito (fuera del blog) pero estoy seguro de que, con un poco de voluntad, podía haber ido escribiendo y colgando algún artículo. Incluso podía haber hecho un diario de como marchaba el libro; o colgar algún capítulo, como ha hecho David. Pero en este caso, hemos optado por escribirlo “a la manera tradicional”; eso si, compartiendo la experiencia con los más allegados/as, que nos han prestado una ayuda fundamental.

Hablo en plural porque la autoría del libro es compartida con Gabriela Sierra; sin ella, el proyecto jamás habría salido adelante. En otro post ya os contaré cual ha sido el desarrollo del trabajo de investigación; en este, me conformo con disculparme por la tardanza.

Espero, también como siempre, no demorarme  tanto a la hora en escribir aquí. Para ello, estoy valorando varias posibilidades. Cuando el problema sea que no se me ocurra que escribir, igual hago como André Breton y pruebo con  la escritura automática (que peligro). Otra opción es reciclar. Durante los últimos cuatro años, siempre voy acompañado de una moleskine. En ella escribo de casi todo, salgo, más o menos, a una por año, y la mayor parte de lo escrito no sale de la libreta. Los temas oscilan desde breves críticas gastronómicas, a pequeños historias de ficción, reflexiones varias, etc. Como  la mayoría son textos intemporales, a lo mejor recupero algunos. Para cuando el no postear sea por falta de tiempo, intentaré  incrementar el número de minipost:  comentar una noticia, lanzar un pensamiento, publicitar un acto, etc. no cuesta más de tres líneas. Tengo que mirar si puedo hacerlo desde mi móvil, como con twitter.

Así que, amigos y amigas, amenazo con dar la tabarra un poco más a menudo, aunque conociéndome como me conozco, no descarto volver a hacer el Guadiana alguna que otra vez. A pesar de todo, sabed que siempre volveré.

Mi moleskine

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Maxipost y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Mis disculpas

  1. Pingback: Mecomolacabeza » Pudor, pereza y procastinación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s