Felipe González

Llevaba mucho tiempo sin acudir a un acto público de Felipe González, pero ayer me desquité asistiendo al mitin central de la campaña de las europeas del PSOE en Aragón, donde  intervinieron Inés AyalaMarcelino Iglesias,  y Felipe González.

Como era previsible, la sala multiusos del auditorio se quedó pequeña; como era previsible, Felipe llegó, vio y arrasó. Creo no exagerar si digo que Felipe González ha sido y es  el socialista con más carisma de los últimos 40 años (Alfonso Guerra me perdone),  porque se podrá estar más o menos de acuerdo con sus ideas, con sus pensamientos, pero si hay político capaz de encandilar, de transmitir, de emocionar… ese es Felipe. Además, a la pasión que transmite, ahora le suma la serenidad y la perspectiva que le proporciona su edad. Lo de ayer, más que un mitin, fue una clase magistral de un viejo profesor que habla con la suficiencia de saber de lo que habla, porque habla de lo que ha vivido.

Y ayer Felipe habló de Europa, de cuando Europa eran los otros, de cuando era un sueño para los españoles; pero también habló de la Europa de hoy, de nosotros, que somos europeos y que hemos hecho realidad ese sueño. Recordó que hace más de cuarenta años, cuando viajaba por Europa, veía a los españoles emigrantes en las estaciones, con sus maletas, pidiendo (suplicando) por un trabajo. Recordó los carteles de las tabernas de muchas ciudades europeas, en los que se  prohibía la entrada a “turcos, árabes y españoles”. Rememoró que en aquella época no éramos ciudadanos, sino súbditos y que a partir de ese momento su lucha fue por invertir esos términos, para que dejáramos de ser súbditos de una dictadura para ser ciudadanos y ciudadanos de Europa.

En su discurso, abogó por un parlamento europeo progresista, que sirva de contrapeso a la mayoría conservadora del Consejo de la Unión Europea; apostó por una unidad de criterios en política exterior, porque eso nos dará fuerza; recordó que el 70% de las normas que se aplican en nuestro país se dictan en Europa. Todo ello ante una audiencia entregada que abarrotaba la sala multiusos del Auditorio de Zaragoza para escuchar a un Felipe que habló de Europa en Zaragoza, habló de derechos para todos, de ciudadanía, de futuro y de igualdad de oportunidades. Ayer, en Zaragoza, se habló de Socialismo.

…………..

PD: Fuera del post y a modo de curiosidad, no puedo terminar sin contar que tuve la suerte de volver a Madrid en el mismo vagón del AVE que Felipe y pude compartir unas palabras con él. Un momento que, como os podéis imaginar, recordaré para toda mi vida. Del contenido de la conversación sólo os cuento una cosa: cuando esté publicado, un ejemplar del libro “Historia de las Juventudes Socialistas en Aragón. Abanderados del socialismo” escrito por Gabriela Sierra Cibiriáin y un servidor, reposará en la estantería de Felipe.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Maxipost y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Felipe González

  1. ¡Yo quiero libro también!

  2. bitdrain dijo:

    Interesante lo que cuenta. D. Felipe más de un mérito lleva a sus espaldas y es un hombre bastante coherente. Este País le debe buena parte de los logros de nuestra era actual.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s