Los demonios de la prensa

Si este lunes hubiera aterrizado un extraterrestre y hubiera leído la prensa afecta al régimen del bipartidismo (o, lo que es lo mismo, el 90% de los periódicos y televisiones) habría pensado que un partido llamado Podemos, que debía ser muy de centro y muy querido por la prensa, se convirtió de repente y en un solo fin de semana en un partido ultra radical, una mezcla del PCUS, del PCCh, de los jemeres rojos y del Partido Comunista del Infierno si lo hubiera. Todos barriendo para casa, desde el PP hasta los del PSOE, que han llegado a hablar del Pablismo-Leninismo (!!!)

Pero nada nuevo bajo el sol. No olvidemos que esto es lo que llevan diciendo y haciendo desde que se fundó Podemos hace 3 años, intentando imponer su relato, su realidad paralela (o postverdad que dicen ahora) para convertirla en hecho.  Todavía recuerdo que cuando faltaban apenas unas semanas para las elecciones del 20–D (2015), un sociólogo y candidato a diputado de una de las patas del bipartidismo, en la presentación de un libro suyo, comentaba que las encuestas daban un Podemos inflado y que,  en el momento de la verdad, cuando los ciudadanos depositaran su voto en la urna, sus resultados no iban a ir mucho más allá que el mejor resultado de IU con Anguita allá por 1996

Cuando escuché esto, pensé que, o bien no era un buen sociólogo, porque confundía su se deseo con la realidad, o bien no era buena persona, porque a sabiendas de la obviedad del buen resultado que se esperaba de Podemos, acompañado de un sonoro batacazo de su partido, utilizaba su condición de profesional de la sociología para intentar influir  y desanimar al electorado apelando, una vez más, al voto útil. Cualquiera de las opciones, no le dejaba bien parado.

Y en ese bucle continuo de manipulación interesada está la prensa de nuestro de país desde hace tres años: cuando Podemos no se presentó junto a IU, Alberto Garzón era el chico bueno de la izquierda, ese republicano moderado, que no molestaba al régimen y al que había que votar en contraposición del diablo morado y con coleta, pero ¡ay! amigos… en cuanto se anunció que Podemos e Izquierda Unida se presentarían juntos a  las elecciones del 26-J pasamos a tener dos diablos: uno  morado y otro rojo. A pesar de todo, Unidos Podemos mantuvo el tipo y se convirtió, de facto y tras la rendición del PsoE al PP,  en el primer partido de la oposición

¿Qué hacer, entonces, para debilitar a Podemos?,  se debían preguntar los de siempre mientras se rascaban la cabeza (y algunos la calva o la barba).  Pues ante la resistencia al bombardeo exterior habría que intentar minar desde el interior: aprovechando que Podemos tenía por delante un cónclave en el que debían decidir qué y cómo querían ser en el futuro, nada mejor que inflar sus diferencias (que sí, que las había y las habrá) hasta hacerlos explotar.

Bien es cierto que Podemos ha colaborado soplando ese  globo en ocasiones con más fuerza que los que lo querían explotar desde fuera, pero nadie negará que, al mismo tiempo, este fin de semana han dado un ejemplo de transparencia y participación democrática, que  han sido sus militantes los que han elegido el rumbo de Podemos de manera consciente y soberana y que si ahora sus dirigentes saben  cerrar heridas, todo este proceso puede (y debe) haber servido para conseguir un Podemos más fuerte y unido, para convertirse, ahora sí,  en alternativa de Gobierno al “más de lo mismo” que suponen PP y PsoE. Y la prensa del régimen, mientras tanto,  que siga con sus demonios, que nos hace más fuertes.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Maxipost y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s